fbpx
Pene Feliz

7 Consejos para mantener un pene sano

Está formado por tejido esponjoso, nervios y vasos sanguíneos. Nombres y apodos existen muchos: chile, chilindrín, pito… pero ese es tema para otro artículo. Por hoy, llamémoslo por su nombre: PENE.

El pene tiene función en la reproducción, el placer, y también es el punto de expulsión de la orina. Su labor está presente en tu día a día, por ello el autocuidado te ayudará a reconocer si algo ha cambiado y prevenir enfermedades. ¡Es una ventana para tu bienestar general!

Este órgano es muy complejo, a veces incomprendido, otras tantas motivo de fascinación pero llegó el momento de darle su lugar, conocerlo y hacerlo feliz.

A continuación te compartimos una lista con 7 consejos para mantener tu pene saludable:

1. Infórmate sobre los riesgos

Aprender sobre tu pene es el primer paso para esta relación DURAdera. Conocer lo más básico de su función, qué enfermedades y amenazas existen o cómo reaccionar ante una urgencia son esenciales para prevenir. Habla con tu familia y amigos, comparte datos. Empieza por preguntar lo básico: ¿por qué hace eso o ya no lo hace? ¿Es normal que se vea así? ¿Cuál es el tamaño ideal? Te sorprenderá saber que no eres el primero con estas preocupaciones.

2. Visita al urólogo

¿Quieres saber por qué te salieron granitos en el pene? Una revisión y una plática honesta con un especialista podrán resolverlo. Lo más común es que primero corras a buscar en internet. Con eso cumples el primer consejo de informarte, y felicidades por el acercamiento, con suerte, encuentras un artículo como este, pero seguro te ha pasado que antes lees varias publicaciones muy generales, te confundes, piensas que no es de cuidado, o al contrario, temes que algo sea gravísimo.

Tu investigación en línea no sustituye de ninguna manera una consulta médica.

Existen tabúes relacionados con la salud genital y sexual, pero es momento de romperlos. Un médico especialista podrá aclarar tus dudas y ofrecerte el mejor tratamiento. ¿Cuándo debes acudir al urólogo?

  • Si notas que tu pene muestra:
  • Llagas o ampollas
  • Sensaciones de ardor, picazón o dolor
  • Secreción anormal
  • Mal olor

Olvida la pena. Para un urólogo, examinar el pene es igual que si revisara tu brazo o una rodilla. Algunos médicos tienen opción de consulta virtual, si esto te tranquiliza pregunta si es una posibilidad.

Siendo especialista en urología, creo en la importancia de iniciar la conversación, romper el hielo y brindar información contra la ignorancia, miedo, confusión o desesperación. Como experto, he tratado la salud de miles de penes y al ser propietario de uno, busco firmemente que se le dé la importancia que merece.

3. Vida saludable

Lo siento, no hay una fórmula mágica. Ejercitarte, llevar una dieta balanceada, dejar de fumar y limitar el alcohol previenen muchas enfermedades en general. Ya hablando del órgano al que dedicamos este artículo, cuidar estos aspectos asegura una mejor potencia sexual, así como prevenir la disfunción eréctil.

Comer bien, ejercitarse y cuidar tus hábitos de sueño pueden revertir los problemas de erección. En algunos casos, tu urólogo experto podrá recomendar suplementos.

4. Salud mental

No podemos dejar de señalar que la salud mental es igual de relevante que la salud física. Una buena autoestima repercute en cómo aceptas tu cuerpo y buscas cuidarlo. En ocasiones, la causa de tu problema no es por una cuestión anatómica, (hablando por ejemplo de la erección), siguiendo el punto 2, tu urólogo podrá recomendar un tratamiento multidisciplinario.

Recuerda que no hay una solución rápida, como un ungüento o pastilla de la farmacia. Aprende a cuidar tu pene, animarlo y mimarlo.

5. Higiene

Pasemos a la acción: lávalo diario. Puedes usar jabón neutro para evitar alterar el PH, no olvides los pliegues y retraer el prepucio. Finalmente, sécalo bien, con esto previenes la formación de hongos. Si tienes infecciones con frecuencia, tu doctor puede recomendar la circuncisión según tu historial médico.

6. Responsabilidad sexual

Usa preservativo. No hay pretexto que valga. En serio, úsalo. El condón es el único método anticonceptivo que además previene enfermedades de transmisión sexual. Sigue este consejo sobre todo si tienes encuentros con más de una pareja. Si crees que no se siente igual o que te aprieta, consulta con tu médico qué opciones existen. ¡Sí las hay!

Además, una forma de saber tu estado de salud es a través de análisis de ETS, sobre todo si sospechas que en alguna de tus prácticas estuviste en riesgo. En el consultorio del Dr. Miguel Rios ponemos a tu disposición pruebas rápidas para descartar contagios.

No es muy frecuente, pero existe algo conocido como “fractura de pene”. Aunque a veces es por accidentes fuera de la cama, otras cuantas es por tener relaciones con mucha fuerza.

Por último, vacunate contra el VPH.

7. Ejercicios para el pene

Al igual que un músculo, tu pene necesita ejercicio. ¡A entrenar!

  • La erección es un signo de salud en el pene, déjala ser. No solo se erecta para el sexo, provócala de manera responsable con entrenamiento dedicado.
  • Según algunos estudios, eyacular alrededor de 21 veces al mes, reduce 20% las probabilidades de sufrir cáncer de próstata.
  • Los ejercicios de Kegel ayudan con la incontinencia en mujeres y también en hombres, por ejemplo después de las cirugías de cáncer de próstata. Estos ejercicios mejoran el desempeño sexual.

Conclusiones

Aunque mantener tu salud general te ayudará a tener un pene sano, hay condiciones que solo con revisiones periódicas del médico se pueden detectar. No te automediques, no te quedes con lo que leíste en internet y no tengas miedo a acudir a una revisión.

Creo con FIRMEZA en la importancia de la salud del pene. Solicita una consulta para ayudarte a mantener tu pene sano.

Abrir Chat
1
¿Necesitas Ayuda?
¡Hola! Soy el Dr. Miguel Rios, Urólogo ¿Puedo ayudarte en algo? Da click aquí abajo para enviarme mensaje y platicar conmigo!